Consejos para sobrellevar el duelo en San Valentín si tu pareja ha fallecido

El duelo en San Valentín, esa soledad forzada, es un trago amargo, pero que con las medidas adecuadas puede sobrellevarse.

Vivir la muerte de una pareja supone perder a esa persona con la que hemos decidido llevar una vida conjunta, con quien hemos aprendido a disfrutar de cada detalle de un almuerzo, un viaje, un paseo, un beso, una película… Un sinfín de cosas que, con el duelo, deberemos reaprender a disfrutar, aunque inicialmente parezca imposible.


El duelo en San Valentín, esa soledad forzada, es un trago amargo, pero que con las medidas adecuadas puede sobrellevarse:

Pasa el día en compañía.
Si el duelo se hace más llevadero en compañía de personas con las que tengamos relaciones sinceras y adultas, esto puede ser especialmente significante en fechas como el 14 de febrero. Al igual que mantener cierta rutina. Por ejemplo; celebrar el día con algún familiar o amigo en el restaurante más frecuentado durante la vida en pareja, preparar el plato típico del día o replicar los mismos planes es una buena manera de crear nuevos recuerdos y honrar los pasados al mismo tiempo.

Déjate ayudar.
Ya sea por profesionales o por otras personas de nuestro entorno, por muy subjetivo y personal que sea el duelo, es prácticamente imposible que el alivio y la superación se encuentren en el aislamiento y la cerrazón.Si tienes oportunidad, comparte experiencias con alguien que también haya sufrido la pérdida de su pareja, o ponte en manos de profesionales.

Convierte su recuerdo en tu fuerza.

Permítete expresar tus propias emociones.

0
Feed

Dejar un comentario