Duelo patológico: indentificación y cómo superarlo (I)

Desde Funeraria Aranguren vamos a daros una serie de claves para que podáis identificar un tipo de duelo, el patológico y así hacerlo más llevadero y facilitar el transito en este duro trance. ¿Quieres saber más?

Tristemente, a lo largo de nuestra vida, llega un momento en el que todos tenemos que hacer frente a múltiples pérdidas. No todas son igual de significativas, pero si bien es cierto, todas conllevan un proceso de duelo, ya sea consciente o no, para quien lo sufre. 


Desde Funeraria Aranguren vamos a daros una serie de claves para que podáis identificar un tipo de duelo, el patológico y así hacerlo más llevadero y facilitar el transito en este duro trance. ¿Quieres saber más?

¿Cómo podemos identificar el duelo patológico?

Dado que el duelo normal acarrea ciertas características que todos podemos identificar como parte del proceso habitual, puede llegar a ser difícil poder discernir y/o reconocer un duelo patológico. Por tanto, lo primero de todo es estar pendientes de si la persona no puede hablar del fallecido sin experimentar un intenso dolor; si un acontecimiento poco importante provoca una reacción emocional muy intensa; o si la persona no quiere desprenderse de objetos materiales del fallecido.

También habrá que estar alerta ante cambios radicales en su vida e incluso pueden llegar a darse casos en los que la persona tiende a aislarse completamente de sus familiares y amigos. En casos más extremos, el duelo patológico también puede suponer conductas aún más extremas o llamativas como imitar compulsivamente al fallecido o desarrollar fobia respecto a la enfermedad que causó su muerte.

0
Feed

Dejar un comentario