Cinco términos que suelen confundirse durante un funeral

¿Quién no ha confundido en alguna ocasión alguno de estos términos? En Funeraria Aranguren queremos que en nuestro post de esta semana aclarar el significado de cada uno de ellos. ¡Presta atención!

¿Quién no ha confundido en alguna ocasión alguno de estos términos? En Funeraria Aranguren queremos que en nuestro post de esta semana  aclarar el significado de cada uno de ellos. ¡Presta atención!


  • Tumba: Hace referencia al espacio en el que se da sepultura a un cadáver tras su fallecimiento. Este, puede estar tanto parcial o totalmente bajo tierra en un campo santo, dentro de una iglesia o incluso en su cripta. Las tumbas individuales suelen estar selladas, mientras que las familiares o grupos tienen puertas para acceder más fácilmente a ellas cada vez que sea necesario.
  • Lápida: La lápida hace referencia a la parte que alberga la inscripción y que acompaña a su vez a la tumba o nicho, ya sea en perpendicular a la sepultura, sobre ella o incluso a modo de cierre del nicho.
  • Nicho: Al hilo de la anterior acepción cabe destacar que cada una de las cavidades que se realizan en un muro con el fin de introducir en ella los ataúdes o urnas se denominan nicho. Generalmente son de forma rectangular o cuadrada. Los nichos se encuentran en los muros de los cementerios los unos junto a los otros.
  • Fosa: Se denomina fosa al espacio cavado en el suelo con el fin de enterrar a una o más personas, independientemente de que contenga en ella una tumba en la superficie o lápida.
  • Panteón: Hace referencia a una edificación o monumento fúnebre que habitualmente es propiedad de una misma familia y en cuyo interior se entierra a los miembros de la misma.
0 0
Feed