El porqué de los cipreses en los cementerios

Los cipreses son unos árboles presentes en la mayoría de los cementerios a lo largo de los países del mediterráneo europeo. Pero ¿de dónde viene esta

tradición que nos lleva a colocar este árbol alto, fino y afilado como guardianes de los cementerios? En esta entrada te lo explicamos.

Ya desde fuera del recinto del cementerio podemos contemplar, la inequívoca imagen de los cipreses en los bordes, sobresaliendo de los muros, creando un recinto secreto y sagrado, perfecto para el camposanto. Los cipreses son unos árboles presentes en la mayoría de los cementerios a lo largo de los países del mediterráneo europeo. Pero ¿de dónde viene esta tradición que nos lleva a colocar este árbol alto, fino y afilado como guardianes de los cementerios? Desde Funeraria Aranguren vamos a detallarte alguna de ellas, tanto mitológicas como utilitarias.


Y es que para empezar cabe destacar que la tradición parte, como una mayoritaria parte de nuestra tradición, de los griegos y los romanos, que fueron los primeros en plantar
cipreses junto a las tumbas. Una de las razones puede ser el mito de Cipariso, que se traduce como Ciprés, y que pidió al dios Apolo llorar eternamente la muerte que dio por accidente a su ciervo amaestrado, ante lo cual, el dios le convirtió en ciprés, quedando relacionado desde este momento al duelo y al llanto ante la pérdida de un ser querido. Esta relación puede que se llevara a cabo debido a que la hoja perenne del ciprés evocan lo eterno, mientras que sus raíces se hunden hacia el suelo, o incluso a que una vez se corta este árbol, nunca más volverá a crecer.

Lo cierto es que todas estas razones también tienen que ver con el utilitarismo que se aporta a este árbol, dado que, por su verticalidad y su tipología de raíces, no afectará a las tumbas que le rodean, provocando estragos, así como también actúa como un estupendo protector del viento, creando un ambiente mucho más solemne y tranquilo.

Por último, este árbol también es perfecto para el clima mediterráneo, adaptándose completamente, soportando muy bien cualquier cambio de temperatura, no necesitando casi cuidados, lo que lo convierte en una elección más que perfecta.

0 0
Feed