¿Por qué velamos a nuestros seres queridos?

Encontrar la respuesta a esta pregunta es remontarse a la época medieval, principalmente a zonas de Europa como Irlanda. Si quieres saber más continúa leyendo esta entrada. 

La muerte es un asunto complicado, en ciertas ocasiones resulta tabú, pero hablar de ella es una de las formas de poner en valor la vida. Desde Funeraria Aranguren, en esta ocasión, queremos hablar de uno de los aspectos de la muerte más conocidos, como es el velatorio, y, sin embargo, muy desconocido si preguntamos a alguien cuál es su origen y por qué lo hacemos. Y es que, ¿por qué velamos a nuestros seres queridos?


Para encontrar la razón es importante regresar hasta la época medieval, principalmente a zonas de Europa donde se utilizaba el estaño para elaborar platos y utensilios de cocina, así como tras zonas donde se utilizaba el plomo para la fabricación de cerveza, como Irlanda. El estaño puede provocar envenenamiento, dejando el cuerpo en un estado de catalepsia durante varios días. En estos casos el cuerpo parece muerto y las constantes vitales son casi imperceptibles, sobre todo para aquella época, razón por la que mantener el cuerpo de la persona en su vivienda varios días hasta que se enterrara era la última esperanza de que en esos 3 días que se mantenía al muerto sobre la mesa del comedor o en el suelo, diera señales de vida. De no ser así se le enterraría.

En el caso de los judíos, esto se ejemplificaba dejando el sepulcro del difunto abierto durante tres días, con la esperanza da que volviera de su letargo. La tradición ha derivado en una ‘despedida’ o ‘último adiós’ que dan sus conocidos al difunto antes del entierro.

0 0
Feed